¿Tirar sillas viejas? ¡Eso está pasado de moda! A no ser que la madera esté deteriorada, en un centro de Tapicería de muebles en Barrio del Pilar (Madrid) encontrarás la solución. Quizá sea cambiar unos tornillos oxidados, dar una capa de barniz o pintura... Sobre todo, la imagen del tapizado es muy importante, ya que es lo primero que nos llama la atención de un mueble, y podemos jugar mucho con ello para la decoración y el ambiente de la estancia.

1. Elige el color y estampado: ten en cuenta el color del resto de los muebles, las cortinas y paredes. Si son de tonos monótonos, atrévete con estampados llamativos o de colores vistosos en tus sillas y si, por el contrario, el resto de la habitación ya tiene colores fuertes o algún estampado, mejor escoge tonos monocromáticos para la tapicería de tu silla. Puedes consultar las gamas de una Tapicería de muebles en Barrio del Pilar (Madrid) para inspirarte.

2. Grosor del tapizado: si buscas un material duradero o resistente, puedes optar por el brocado, que utiliza hilos de metales preciosos como el oro, dando un resultado sofisticado y, sobre todo, útil para sillas que se utilizan a menudo y quieras conservar mucho tiempo. El tapizado damasco y el cretona también son recomendables para estos casos. Sin embargo, son telas más caras, por lo que si no vas a utilizar mucho la silla, puedes optar por un tapizado más económico.

3. Material del tapizado: opta por materiales frescos como el algodón o el lino para el verano y más cálidos, como la chenilla, pana o similares, para el invierno. Lo ideal sería disponer de diferentes fundas según la temporada. Notarás los efectos.

¿Preparado para personalizar tus sillas? Estamos seguros de que en José García Tapiceros encontrarás el tapizado perfecto para las tuyas. ¡Incluso aunque solo tengas que tapizar una!